Agustín Penón llegó a Granada en 1955 con las obras de Lorca bajo el brazo con el fin de conocer la ciudad del poeta que tanto le había emocionado en Nueva York.
¿Por que ese material nunca vio la luz?

la maleta de penon

La maleta

Agustín Penón llegó a Granada en 1955 con las obras de Lorca bajo el brazo con el fin de conocer la ciudad del poeta que tanto le había emocionado en Nueva York, la ciudad en la que vivía y cuya nacionalidad le permitió moverse libremente por una ciudad en la que aún no se podía hablar de Lorca.

El viaje, inicialmente previsto como una etapa de un largo recorrido por Europa, se convirtió en una estancia de casi dos años dedicados exclusivamente a investigar la vida y muerte de Lorca.

Todo lo que escribió en inglés como medida de precaución ante las autoridades españolas, la documentación, fotografías, libros… acabó en la famosa “Maleta de Penón”. Maleta que se llevó de regreso a Nueva York con el fin de escribir un libro en el que contara todo lo averiguado.

¿Por qué todo aquel material no vio la luz? Penón nunca escribió el libro que tenía proyectado. Una semana antes de su muerte, que ocurrió en San José de Costa Rica en 1976, entregó a William Layton la maleta donde conservaba el fruto de su investigación. La maleta permaneció dos años bajo la cama de Layton. Hasta que llegó Ian Gibson, quien había investigado en 1965 —diez años después que Penón— la muerte de Lorca y le entregó todo el material de la maleta, bajo contrato, para que lo publicara. El material fue devuelto luego a Layton. En noviembre de 1990 la editorial Plaza Janés publicó Agustín Penón, diario de una búsqueda lorquiana (1955-1956), edición a cargo de Ian Gibson.

En la solapa interior aparece la biografía de Gibson, mientras que de Penón se dice en la contraportada «¿Quién fue aquel misterioso personaje?». Cuando en 1965, Ian Gibson empezó en Granada sus investigaciones sobre el asesinato de Federico García Lorca, todos le hablaban de un tal Agustín Penón, quien diez años atrás, había llegado como él a la ciudad en busca del poeta… En el documental La maleta de Penón Gibson afirma que hizo todo lo posible por localizar a este personaje sin resultado alguno.

Por fortuna fue finalmente Marta Osorio quien hizo el trabajo que no se había realizado y tras más de 5 años de trabajo publicó en la editorial Comares el maraviloso «Miedo, olvido y fantasía».

Televisión Española en su «Documentos TV» emitió un fantástico reportaje «La Maleta de Penón» con guión de Isabel M. Reverte y Victoria Martínez y la realización de Manolo Guerra.