Impactos: 74

… En esa década de los setenta, leyendo el periódico, vio en los anuncios por palabras que se vendía una casa en Viznar. Tal vez por la nostalgia de la montaña, fue a ver la casa, medio derruida, colgada en el barranco. Mientras esperaba que el dueño recogiera la llave para enseñársela, oyó a dos vecinas cotillear que se trataba de la Casita de Papel, la que estaba junto al sitio de las Colonias donde Lorca estuvo preso. Eso fue lo que lo decidió a comprarla. Poco a poco, entre él, su esposa Maruja y algunos compañeros de la cooperativa de pintores en la que trabajaba, la fueron restaurando. Después conocería la historia completa de esa casa emblemática donde el periodista norteamericano, de origen catalán, Agustín Penón, se hospedó en la década de los cincuenta mientras investigaba sobre el asesinato de García Lorca.

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO:

La historia de una pareja ejemplar, la Casita de Papel y el Barranco de Viznar.